La amante

Hace unos años, una noche, después de acostar a los niños, mi mujer me dijo que teníamos que hablar. Pensé que Alicia se había enterado de mi última infidelidad con una acrtriz de videos x y que, en consecuencia, me venía encima una nueva bronca. Me dispuse a aguantar el chaparrón pero Alicia me
sorprendió diciéndome que me había sido infiel. Me quedé de piedra. Alicia me
dijo que no podía vivir ocultándome lo que había ocurrido y comenzó a contarme
cómo había ocurrido.

- Fue el martes de Feria, con un compañero de la oficina. Habíamos ido a tomar sólo una copa a mediodía, pero lo pasamos tan bien que la mayoría nos quedamos varias horas y hubiéramos
continuado si no tuviéramos compromisos para la noche. Cuando dije de irme uno de los compañeros dijo que él también tenía que irse y se ofreció a llevarme a casa.

- No habíamos parado de hablar en todo el camino, pero cuando llegamos a la explanada del aparcamiento, solitario a aquella hora, ambos nos callamos. Yo caminaba delante de él y sentía su mirada. Temía que ocurriese lo que ocurrió, pero sucedió. Al llegar al coche me besó, no me resistí, la verdad. Nos besamos apasionadamente fuera del coche, después, dentro del coche, lo hicimos.

- No te preocupes, es normal que ocurran esas cosas - Fue lo único que se me ocurrió decirle, pero ella continuó diciendo

- He vuelto a acostarme con él.

Aquello no me lo esperaba, no sabía qué decir. Mi mujer me miró y continuó:

- Cuando lo hice en el coche, disfruté muchísimo y tuve un orgasmo muy fuerte. Dos días después él me propuso ir a un hotel, le dije que no, pero no podía sacarme de la cabeza lo que había sucedido y lo mucho que había disfrutado. Estaba excitada todo el día. Volvió a insistir, le volví a decir que no, pero con menos convicción, y, unas semanas después, quedamos en un hotel. Tenía la esperanza de no disfrutar tanto como cuando lo habíamos hecho en el coche, pues pensaba que si había disfrutado tanto había sido porque había bebido, si fuese esto podría romper la relación, pero aquella tarde tuve los mejores orgasmos de mi vida. Nos hemos visto un par de
veces más.

- ¿Es casado? - le pregunté

- Si. - me respondió.

- He querido decírtelo, porque no puedo vivir ocultándotelo. No estoy enamorada de él, te sigo queriendo a ti, con él sólo es sexo.

Mi mujer sigue con su amante y nuestro matrimonio funciona perfectamente.
Copyright © Porno Fiscal